Beneficios de la carne de caza

Beneficios de la carne de caza

Antes de indicar los beneficios de la carne de caza, tenemos que saber ante todo, que la carne de caza es la que proviene de animales que no están criados en granjas y es lo más parecido a lo que comían nuestros ancestros en la era paleolítica. Por esta razón principal, su valor nutricional es muchísimo mayor al de otros tipos de carne.

De ahí, que los argumentos en contra del consumo de carne estén relacionados con la manera de cómo se obtiene y cómo se trata al animal, es decir, las granjas de engorde, hormonas y antibióticos, sobre alimentación, poca movilidad y demás, lo que resulta en un tipo de carne que no es tan rica en nutrientes. Por el contrario, la carne de caza no tiene ese problema porque proviene de animales que viven en su entorno natural y su alimentación también lo es.

De los tipos de carne, ¿cuales podríamos definir como tal?. Cualquier animal puede ser cazado, depende de la parte del mundo donde se esté. Pero algunas de las más comunes en nuestra península son las siguientes:

  • Conejo
  • Faisán
  • Ciervo
  • Jabalí
  • Perdiz
  • Caballo
  • Corzo
  • Liebre
  • Pato Salvaje

De manera general, los beneficios que nos aporta la carne de caza es que:

  • La carne de caza es más magra. Por ejemplo, una porción de ciervo (venado) proporciona aproximadamente 22 gramos de proteína y la del bisón unos 24 gramos.
  • Al estar alimentadas naturalmente con las hierbas de su entorno, tienen un menor contenido de grasas Omega 6 – que en grandes cantidades son pro inflamatorias – y más grasas Omega 3 – que son anti inflamatorias.
  • Minerales como el hierro están en más cantidad en la carne de caza y eso es muy importante para la salud, especialmente en las mujeres debido a que una deficiencia de hierro causa fatiga, falta de energía e incluso anemia.
  • Minerales como el zinc y varias vitaminas del complejo B también están presentes en las carnes de caza.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *